Semifinal entre EUA y Jamaica con conexión alemana

El entrenador de Jamaica  Winfried Schafer (centro) camina en el terreno del  Georgia Dome en Atlanta el 21 de Julio,  2015. (Foto: Mexsport)

ATLANTA - Cuando los cuerpos técnicos de Estados Unidos y Jamaica intercambien saludos con apretones de manos después del partido de las semifnales de la Copa Oro 2015 de CONCACAF en el Georgia Dome Miércoles, algunos será más sentido que el otro.

Los entrenadores alemanes Jurgen Klinsmann y Winfried Schafer intercambiaron las últimas palabras para EUA y los Reggae Boyz, respectivamente. El ex entrenador de Alemania Berti Vogts, asesor técnico en el equipo de EUA ., dijo que "somos buenos amigos" con Schafer.

"Se casó con una chica de mi pueblo, y durante muchos años hemos disfrutado de las vacaciones juntos en el Bosque Negro y las vacaciones de Navidad", señaló Vogts.

Vogts y Schafer fueron protagonistas en tres campeonatos con el Borussia Moenchengladbach de la Bundesliga durante la década de 1970.

"Winnie (Schafer) es un jugador y persona especial", expresó Vogts. "Era muy veloz y un buen pasador, además era muy bueno con sus compañeros de equipo."

Durante una conferencia de prensa el martes, Klinsmann señaló que Schaefer "le encanta bromear."

" Estados Unidos tiene dos entrenadores alemanes - Klinsmann y Berti", remarcó la ex estrella del Tottenham Hotspur. "Es bueno para nosotros. Estados Unidos necesita dos entrenadores alemanes contra Jamaica. Es dos contra uno"!.

Schafer enfrentó a Klinsmann, cuando militaba en el VfB Stuttgart en aquel momento, en un juego a finales de 1980 durante su mandato de 13 años como entrenador del Karlsruher SC. Ambos equipos se enfrentaron en lo que tradicionalmente Schafer llama "un derbi muy fuerte."

"Él (Klinsmann) jugó en un partido de despedida para un jugador en mi club", dijo el entrenador de 65 años. "Todos nos cambiamos después de una hora. Era un jugador muy loco."

Y como un delantero letal para varios clubes europeos de alto vuelo, Klinsmann ayudó a Alemania Occidental a ganar la Copa Mundial de la FIFA 1990.

Schafer pasó a dirigir a nivel internacional, incluyendo términos en Camerún y Tailandia.

"No estoy sorprendido por su trabajo con Jamaica", comentó Klinsmann. "Él es muy estratégico, inteligente. Es muy capaz para adaptarse a las diferentes culturas y nacionalidades y diferentes ambientes".

"Schafer es un muy, muy competitivo. Les dirá a sus jugadores todo lo posible para hacernos la vida imposible, complicada para nosotros. Ese es su trabajo."

Para un juego, sin embargo, las sutilezas han quedado a un lado.

"A menudo intercambiamos mensajes de texto para desearnos buena suerte o felicitarnos, pero eso no sucederá antes de este juego!" Dijo Vogts.

Por lo menos hasta después de los apretones de manos al final del partido.