México cae al Ecuador, se aparta de la Copa América

El ecuatoriano Christian Noboa (# 6) disputa el balón contra Efraín Velarde durante el partido de la Copa América el 19 de junio de 2015, en Rancagua, Chile. (Foto: ca2015.com)

Rancagua, Chile - Se apoyó con sus antebrazos encaramados encima de una baderilla que separa parte de las gradas en el Estadio El Teniente. Miguel Herrera era testigo como la participación de México en la Copa América 2015 llegaba a su final el viernes.
 
El entrenador se quedó mirando el campo desde la distancia después de recibir una tarjeta roja durante en la derrota por 2-1 ante Ecuador, que envió al Tri de regreso a casa del Torneo sudamericano sin victorias en tres salidas (0G-2E-1P, 2 puntos).

“Hay que aceptar el fracaso,” manifestó Herrera durante la conferencia de prensa posterior al partidos. “Sabíamos que no iba a ser un partido nada fácil, no entendimos la magnitud de lo que nos jugábamos y nos faltó ser un poco más enérgicos en meter pierna, en lo que sucedió en el lado de enfrente, ellos se jugaban su última carta. Estoy consciente de que no se hicieron bien las cosas y se fracas.”
 
Con México participando tanto en la Copa América y la Copa Oro CONCACAF, Herrera creó una lista distinta para cada competencia. Aunque el equipo que viajó a Chile fue ampliamente considerado como una selección "B", el entrenador inicialmente creía que podía luchar por un título.

Lo que resultó no ser el caso, pero el técnico de 47 años, no se entretuvo con excusas.
 
“Ya pasó,” destacó Herrera. “Si faltó o no tiempo de preparación, no estamos para ponernos a pensar en eso. No entendimos a qué veníamos a este torneo y nos tardamos en enchufarnos, solo nos enchufamos en un partido, donde jugamos de tú a tú con un equipo que va a ser de los protagonistas del torneo. Fue el único que nos alcanzó y en chispazos de juego, no fue un partido en donde dominamos, hicimos un gran juego, contuvimos a un gran rival y fuimos contundentes.”
 
Herrera se dio cuenta de que las expectativas de los aficionados eran altas para un equipo que ahora no ha ganado en sus últimos seis partidos de la Copa América.

“El responsable de la selección soy yo,” manifestó el ex defensor del Atlante. “Yo soy el que la armo, es normal que estén molestos. Aspiramos a mucho más. Cada día es más grande la exigencia en México y asumimos esa responsabilidad.”

Con la Copa de Oro acercandose rápidamente, habrá poco tiempo para lamentar la campaña de la Copa América. El Tricolor tiene programados amistosos contra Costa Rica (27 de junio en Orlando) y Honduras (1 de julio en Houston).

“Trataremos de ganar el siguiente torneo para que la gente esté más tranquila y más contenta,”. “Hay que seguir trabajando para que los resultados se den y tengamos la continuidad para llegar a Rusia.” Concluyó Herrera

Un lugar en la próxima Copa FIFA Confederaciones 2017 en Rusia, sin embargo, sólo puede ser asegurado después de recorrer un largo camino. México tendrá que ganar su séptimo título de la Copa Oro y luego vencer a Estados Unidos, campeón del 2013 en un desempate.

Todo comienza el 9 de julio contra Cuba en el Soldier Field de Chicago.