Haití siempre permanece en el corazón de Altidore
Los padres del seleccionado norteamericano The parents Jozy Altidore (#17) nacieron en Haití. (Foto: Mexsport)   

FOXBOROUGH, Massachusetts - Cada vez que Jozy Altidore tiene la oportunidad de jugar para los Estados Unidos es especial, pero el duelo del viernes contra Haití por el Grupo A de la Copa Oro de la CONCACAF, en el Gillette Stadium significa un poco más.

Eso es porque los padres de Altidore, Giselle y José, son del país caribeño. Si es seleccionado por el entrenador Jürgen Klinsmann, sería la primera vez que Altidore enfrente a Les Grenadiers.

"Estoy emocionado", dijo Altidore antes del entrenamiento en la mañana del jueves. "No he pensado mucho en ello, espero hacerlo más adelante y con suerte, podré jugar. Será divertido, un buen momento para mí en mi carrera. "

Nacido en Livingston, Nueva Jersey, Altidore ha recaudado miles de dólares a través de su fundación para ayudar al pueblo de Haití, especialmente a los niños desfavorecidos.

"Siempre estoy haciendo cosas, siempre haciendo donaciones y recibiendo donaciones", comentó Altidore. "Estoy trabajando en el próximo proyecto en estos momentos. Con suerte, voy a tener algunas noticias sobre esto en el futuro, pero estoy deseando que llegue el partido y ver a todos los aficionados de Haití por ahí el viernes. Será agradable. "

El jugador de 25 años de edad, que fue titular en la victoria por 2-1 de los estadounidenses sobre Honduras en el partido inaugural de la fase de grupos de la noche del martes en Frisco, Texas, todavía no está al 100 por ciento en forma después de sufrir una lesión en el tendón de la corva en mayo jugando con Toronto FC de la Major League Soccer.

"Jozy está en una etapa en la que todavía tenemos que construirle después de su tendón de la corva y la única manera que vamos a hacerle más fuerte cada día es dándole minutos, poniendolo a jugar y trabajando fuerte también en los entrenamiento", dijo Klinsmann. "Jozy mejorará cada día aquí en este torneo."

En cuanto al equipo de Haití, que remontó para empatar Panamá 1-1 en el partido inaugural de la Copa Oro, Altidore no estaba seguro de qué esperar.

"Haití es siempre tiene hombres impredecibles". "De las veces que he estado viendolos jugar desde que era joven a los partidos que asistí hasta ahora, nunca se sabe lo que vas a conseguir. Mucho de eso es una buena cosa, porque a veces hay jugadores que pueden hacer algo de la nada que no viste antes, así que es algo que hay que tener en cuenta ". Finalizó.