Gómez enfocado en el futuro de Panamá

El entrenador Hernán Darío Gómez (arriba) y Panamá se enfrentarán al anfitrión México en un amistoso internacional el 12 de octubre de 2014, en Querétaro. (Foto: Mexsport)

CIUDAD PANAMA, Panamá-- El próximo partido de Panamá es contra México el domingo en Querétaro, pero el entrenador Hernán Darío Gómez dice que su atención se centra a largo plazo.

Desde que fue nombrado para el cargo en febrero, el colombiano se ha embarcado en un proceso de introducción de los jóvenes en el equipo, manteniendo la calidad competitiva.

El acercamiento ha demostrado ser exitoso hasta el momento. El mes pasado, los canaleros aseguraron un lugar en la Copa de Oro 2015 de la CONCACAF después de obtener el tercer lugar en la Copa Centroamericana. Esa ubicación en la tabla fue una mejoría al rendimiento de los panameños en la misma competición dos años antes, cuando terminaron quinto.

“Estamos trabajando de una manera tranquila, despacio para ir a un Mundial no para ir a ganarle a México,” dijo Gómez. “A lo que nos interesa es que Panamá juegue bien, siga mejorando con su estilo. Me gusta como es Panamá. Me parece que es un equipo fuerte y con orden,” agregó Gómez.

Panamá está invicto en cuatro de sus últimos cinco encuentros con México, incluyendo un par de victorias en la Copa Oro de CONCACAF 2013. La única derrota en ese período llegó en su último encuentro, un dramático triunfo por 2-1 para El Tri en un partido eliminatorio para el Mundial el 11 de octubre de 2013, en el Estadio Azteca. Raúl Jiménez, con una chilena espectacular anotó en el minuto 85, rompiendo un empate 1-1 y darle además al Tri, el cuarto lugar en la Hexagonal. Ese resultado dejó a Panamá en quinto lugar con un juego para jugar para cada uno.

Ambos perdieron en el último día de competencias, pero los mexicanos tuvieron una oportunidad más para estar en la Copa Mundial através de un repechaje con Nueva Zelanda. Panamá fue eliminado a pesar de mostrar tanta promesa durante toda la competición y terminando como subcampeón en la final contra Estados Unidos en la Copa Oro sólo unos meses antes.

En esta ocasión, las apuestas no son tan altos, pero Gómez hace ver el partido como una oportunidad para mejorar.

“México es un partido bravo, pero es lo que necesito para que nos abran los ojos, son los partidos que nos enseñan,” afirmó Gómez.  “Hay que ganar el uno contra uno. Esto es un trabajo de orden defensivo y ofensivo.”