Bradley crece en el papel de líder en EE.UU
Michael Bradley (foto) será el jugador numero 16 en la historia del fútbol de EE.UU que sumará 100 partidos internacionales cuando enfrente a Honduras en la Copa Oro de CONCACAF el 7 de Julio, 2015.  (Foto: Mexsport)

FRISCO, Texas - Michael Bradley se encuentra al borde de un hito especial.

Cuando el centrocampista ingrese al terreno de juego con Estados Unidos, y que probablemente suceda la noche del martes en el primer partido de la Copa Oro contra Honduras en el Estadio Toyota, será el partido número 100 defendiendo a su país.

"Estoy muy orgulloso", dijo Bradley antes de entrenar la mañana del domingo. "Es especial, claro que sí."

EL jugador de 27 años, lo hará después de haber sido nombrado capitán del equipo para el torneo por el entrenador Jürgen Klinsmann a finales de la semana pasada.

Heredando el brazalete - al menos temporalmente - de Clint Dempsey, quien fue suspendido por un incidente disciplinario en el partido de los Sounders de Seattle en la Copa Lamar Hunt US Open el 16 de junio.

"Ciertamente, cuando se habla de orgullo y honor y la responsabilidad, (ser nombrado capitán) sólo se suma a ello", expresó Bradley. "Pero como yo he tocado en esta semana, en este punto, no estoy haciendo nada más que lo que hay que hacer."

Bradley también porta el brazalete para su club, el Toronto FC, pero los deberes que vienen junto con él no cambia quién es como persona.

"Yo soy el que soy, independientemente de si yo soy el capitán o no", dijo Bradley. "Vengo a cualquier equipo para ser parte de el y listo para asumir la responsabilidad, dispuesto a dar todo lo que tengo para mis compañeros y para el equipo. En cualquier buen equipo se desea poder contar con muchos tipos así como sea posible. Esa ha sido siempre la fortaleza de este equipo ".

Lo que hace que el momento sea más significativo para Bradley es que la Selección de Estados Unidos fue el equipo que apoyó cuando era más joven, porque las tradicionales opciones en el club eran escasas.

Para los chicos de mi edad, la MLS no estaba bien cuando empezamos ver el fútbol", apuntó. "Además de ser capaz de ver algunos juegos de Europa, el equipo nacional era lo que teníamos para ver."

Con su padre Bob como entrenador, Michael fue firmado por los MetroStars a la edad de 16 y se convirtió en el jugador más joven vendido por la Major League Soccer, cuando fue transferido al SC Heerenveen en 2006.

Anotó 16 goles en la liga para el equipo de la Eredivisie holandesa durante la temporada 2007-08, para luego pasar al Borussia Mönchengladbach, Chievo y Roma. En 2014, Bradley regresó a la MLS para competir por el Toronto FC.

Su debut en la selección nacional fue contra Venezuela como suplente en un amistoso en 2006, llegando a ser uno de los fijos en el equipo entrenado por su padre. Bradley fue titular en el equipo que ganó la Copa de Oro 2007, a pesar de que fue expulsado en la semifinal contra Canadá.

En las eliminatorias para la Copa del Mundo del 2010, anotó un par de goles en la victoria por 2-0 y logró marcar ante Eslovenia en esa Copa del Mundo. Bradley también fue uno de los anotadores en la derrota 4-2 de la final de la Copa Oro del 2011 contra México.

"Crecí viendo jugar a Estados Unidos, viéndolos jugar en los partidos y en un momento dado sólo para tener la oportunidad de jugar un partido es un sueño hecho realidad", dijo Bradley. "Para poder ser parte de la Selección en varios años, poder ugar en algunos partidos importantes, para estar en el campo durante algunos momentos especiales, que significa mucho."

Bradley ha sido el ancla del centro del campo de Estados Unidos para Klinsmann desde 2012 y él no sólo está sirviendo como capitán del equipo, sino también como una fuente de inspiración para los jugadores más jóvenes del plantel.

"Creo que realmente se ha ganado el ascenso a sí mismo en los últimos años", dijo el defensor Greg Garza dijo. "Creo que el trabajo duro y la capacidad que tiene que ser muy fuerte mentalmente. Creo que para todos nosotros los jóvenes que llegamos al equipo, que es un tipo maravilloso para seguir realmente sus pasos ".