A medida llegan refuerzos, objetivo estadounidense es Atlanta

DaMarcus Beasley (foto), celebrando después de haber ganado la final de la Copa Oro CONCACAF 2013, fue convocado para la ronda final de la edición  2015. (Foto: Mexsport)

BALTIMORE, Maryland -- Con la llegada del delantero Alan Gordon, el mediocampista Joe Corona y el defensa DaMarcus Beasley convocados para Baltimore, Estados Unidos ha hecho más ajustes en el equipo con miras al partido de los cuartos de final más que cualquier otro sobreviviente de la fase de grupos de la Copa Oro de la CONCACAF.

A pesar de que aún está por verse cuánto cada uno de los llamados puede jugar en el partido del sábado contra Cuba, el entrenador Jurgen Klinsmann espera que las nuevas adiciones - especialmente Beasley - levantará naturalmente la atención de todos los demás.

"Es algo que realmente da competencia dentro del grupo para otra fase", dijo Klinsmann en la conferencia de prensa el viernes, previa al partido. "Obviamente, los demás no son estúpidos. Ellos saben bien, que Beasley va a volver, Beasley no va a regresar para sentarse en el banquillo. Beas va a volver, porque quiere jugar. Pero esto es lo que planeamos. No queremos que nadie se relaje en cualquier momento ".

Además Beasley es especialmente interesante, dado que él había anunciado su retiro del fútbol internacional tras la Copa Mundial del año pasado, en la que jugó en los cuatro partidos.

Ahora con 33 años, Beasley reemplaza al lateral izquierdo Greg Garza en el equipo, pero también podría proporcionar una opción en todo el centro del campo, y quizás más importante, otra voz de mando en los entrenamientos o partidos.

Beasley volvió de la Primera División de México para unirse de al Houston Dynamo de la MLS a mitad de la temporada pasada, y ha sido títular en 29 partidos desde entonces.

"Tal vez no sea el que más hable, pero cuando tiene algo que decir, lo dice, los jóvenes escuchan", dijo el capitán estadounidense Michael Bradley. "Es alguien al que he admirado y tenerlo de vuelta en el equipo es muy especial. Y cuando entra por la puerta, es una motivación para todo el mundo. Y siempre podemos usar su calidad en el lado izquiero de la cancha".

Gordon, también de 33 años, se suma un conjunto de habilidades únicas como un jugador que ha pasado gran parte de su carrera profesional que se especializa como un sustituto de la ofensiva final de los partidos.

Esta temporada, tiene cuatro goles en 20 partidos para el Galaxy de Los Ángeles, incluyendo 14 apariciones desde el banquillo.

"Cuando él ingresa, él es un compañero que tiene que ver con el equipo", dijo Bradley. "Siempre está listo para entrar en en cualquier momento y dar todo lo que tiene que cambiar un juego, no siempre se puede contar con este tipo de jugadores"

A pesar que EE.UU. sólo ha marcado cuatro goles - empatando en su producción más baja en una fase de grupos de tres partidos en la Copa de Oro - el equipo logró asegurar el primer puesto del Grupo A cuando tenía un partido por jugar.

"Observando todos los demás resultados, viendo todos los demás partidos, los altibajos que otros equipos tienen, creo que estamos muy coherentes en lo que estamos haciendo". "No estoy diciendo que es perfecto, pero estamos muy coherente, muy concentrados, y eso es lo que queremos hacer el sábado por la noche con el fin de llegar a Atlanta." Finalizó Klinsmann.